Regresar a vista general

5 consejos para encontrar el sillín perfecto

Disfrutar de tu viaje en bicicleta al máximo sin heridas ni rozaduras provocadas por el sillín. Encuentra aquí cinco conejos para encontrar el sillín perfecto.

¿Cómo puedo encontrar el sillín perfecto? Esta es una cuestión con la que todo ciclista está familiarizado. Después de todo, tanto sin son aficionados de la MTB, corredores de carretera o triatletas, todos quieren montar cómodamente, sin dolor y sacar el máximo rendimiento a sus bicicletas. Te ayudaremos en este proceso con cinco consejos útiles para encontrar el sillín idóneo.

1. Encuentra el sillín con la forma correcta

No hay dos personas iguales. Por eso tenemos tantos sillines distintos disponibles. En primer lugar, la forma de tu sillín depende de tu sexo. Normalmente, las mujeres se sienten más cómodas sobre un sillín más ancho, específico para su anatomía.

No obstante, la forma del sillín también depende de tu disciplina. ¿Corres en circunstancias extremas, como descensos, por ejemplo? Si es así, necesitarás un tipo de sillín diferente al de un mountainbiker, que busca el más ligero posible, o un corredor de carretera que permanece sentado en el sillín muchas horas seguidas. Cuando busques el sillín perfecto, es importante buscar el más adaptado a tu disciplina.

2. Ten en cuenta tu flexibilidad y tu posición sobre la bicicleta

Prueba tu flexibilidad. Hazlo sentándote en el suelo y estirando las manos hacia los pies. ¿Hasta dónde llegas? ¿Te cuesta inclinarte siquiera hacia delante? Entonces eres poco flexible. ¿Logras tocarte los dedos de los pies? Entonces eres muy flexible. Si llegas a un punto medio, entonces eres bastante flexible. Las personas menos flexibles tienen tendencia a moverse mucho sobre el sillín. Para ellos funciona mejor un sillín más redondeado. Un ciclista flexible tiene una posición más estable sobre la bicicleta y tiende a sentarse más cómodamente en un sillín plano, que le proporciona más libertad de movimiento. Un ciclista muy flexible se beneficiará más de un sillín ligeramente curvado.

Poder sentarte cómodamente en la bici depende, en gran medida, de tu posición de pedaleo. Algunos ciclistas prefieren una posición vertical, pero otros optan por mantener una posición más deportiva, incluso aerodinámica. Cuanto más te inclines hacia delante, más presión ejercerás sobre la zona delantera de tu área pélvica. Esto puede ocasionar dolores y entumecimiento. Escoge un sillín que se adapte a tu posición de pedaleo y alivie la presión sobre las partes cruciales de tu cuerpo. Así es como puedes prevenir el dolor sobre el sillín.

3. Mide el ancho de tus isquiones

Los sillines se presentan en distintos anchos. Si conoces el tipo de sillín que buscas y tu posición de pedaleo, te resultará sencillo escoger un sillín. Pero recuerda que los sillines están disponibles en varios anchos. El ancho del sillín dependerá de la distancia entre tus isquiones. Tomando esta medida, podrás descubrir exactamente el sillín más idóneo. Es muy fácil medir la distancia entre tus isquiones. Las mejores tiendas de bicicletas tienen herramientas muy útiles para ayudarte. Buscar distribuidores PRO Bikegear aquí.

4. Regula la altura perfecta de tu sillín

Ahora que has encontrado el sillín perfecto, el siguiente paso es ajustarlo a la altura correcta. Esto contribuye a lograr un pedaleo más eficiente y ayuda a prevenir la aparición de síntomas irritantes. Dada la importancia de establecer la altura correcta del sillín, aconsejamos realizar un ajuste profesional en bikefitting.com para determinar la altura de tu entrepierna y que no tengas que seguir estimándola, ¡porque los números cuentan toda la historia!

5. Posición del sillín

Asegúrate de que el sillín esté horizontal. Si la punta del sillín apunta demasiado arriba o abajo, podrías experimentar incomodidad en ciertas áreas indeseables. Si el asiento está demasiado inclinado hacia delante o atrás, podría derivar en problemas con tu cuello, la parte baja de la espalda o los brazos. Si ajustas ambos pedales en posición horizontal, suelta una línea de plomada desde la rodilla. El sillín estará en buena posición cuando la línea pase por el eje del pedal. Después podrás jugar con la configuración del sillín, inclinándolo hacia delante o atrás. No realices cambios demasiado grandes, solo pequeños ajustes en tu posición. 

Para ayudarte en la búsqueda del sillín perfecto, PRO Bikegear ha creado un Selector de sillín muy especial. Basándose en un par de sencillas preguntas, encontrarás el sillín perfecto en pocos instantes. ¿No estás satisfecho? PRO ofrece una garantía de devolución del 100% de 30 días. Devuelve el sillín a la tienda y te devolvemos tu dinero. ¡Pruébalo ahora

¡Encuentra el sillín perfecto con el SELECTOR DE SILLÍN PRO!

Para ayudarte en la búsqueda del sillín perfecto, PRO Bikegear ha creado un Selector de sillín muy especial. Basándose en un par de sencillas preguntas, encontrarás el sillín perfecto en pocos instantes. ¿No estás satisfecho? PRO ofrece una garantía de devolución del 100% de 30 días. Devuelve el sillín a la tienda y te devolvemos tu dinero. ¡Pruébalo ahora

Y no olvides un buen culotte corto

Un último consejo clave: usa un culotte corto de buena calidad. Es posible que hayas dado con el sillín perfecto, pero que no te resulte cómodo porque usas un culotte corto de mala calidad. Un buen culotte corto debe quedar bien ceñido y resultar agradable al tacto, no tener costuras irritantes y estar fabricado en un tejido antibacteriano. Además, aconsejamos a las mujeres adquirir culottes cortos especiales para su anatomía.

¡Disfruta tu marcha!

Artículo relacionado