Regresar a vista general

Scotty Laughland con la nueva XTR en la Columbia Británica

Después de un recorrido relámpago por los mejores senderos de Whitehorse, lo empacamos todo, nos despedimos, prometimos que volveríamos y nos dirigimos al aeropuerto. Después de un vuelo de dos horas y media aterrizamos en Vancouver, esta vez para dirigirnos a la meca de Whistler. Durante los siguientes 4 días Mountain Bike Worldwide nos mostraría lo que en su opinión son algunos de los mejores senderos de Whistler y sus alrededores.

Al despertar, tomamos café, montamos las bicicletas y nos dirigimos hacia Lost Lake. A poca velocidad, estos senderos no son duros, pero cuando tratas de ir rápido la cosa cambia por completo. La densa arboleda se convierte en un obstáculo real y debes tener un control absoluto de la bicicleta. La precisión en el cambio y los puntos de freno entran en juego, una forma perfecta de probar la puesta en marcha y confianza de la nueva XTR.

Sintiéndonos como si el jet lag nos estuviera atacando, nos tomamos la tarde libre de pedaleo y nos dirigimos al parque de bicicletas para dar unas vueltas. Tomar el telesilla hasta la cima fue un cambio agradable después de pedalear toda la mañana. Nos dirigimos a las nuevas pistas de Creekside, la sección superior estaba marcada como pista negra. Se llamaba Delayed Fuse y, la verdad, fue increíble. Tras un rato por terrenos húmedos y arenosos, el grupo llegó hasta al final, entre felicitaciones y apretones de manos. Insomnia era una pista azul y fluida, los cambios integrados en esa nueva máquina eran simplemente increíbles. Era imposible no quedarse encandilado. Terminé la tarde en solitario, dando una vuelta al A-Line antes de dar el día por concluido.

Unfortunately we cannot provide you this service with your current cookie preferences. If you would like to change your cookies preferences, please click “Privacy Policy and Cookies” in the footer.

Whistler es conocido por el parque para bicicletas, pero gracias a WORCA y a la exposición que ha traído el sistema EWS, hay una gran red fuera del parque a la que solo se puede acceder pedaleando. Empezamos a ascender desde el pueblo y cuando el ascenso se hizo más abrupto, el desarrollo cayó, finalmente me deslicé en el 51t, insuflando presión a mis piernas y permitiéndome girar en el camino de acceso. Howler fue la pista elegida. Desciende 500 metros en solo 2,2 km. Presentaba todo aquello por lo que Whistler es famoso: largas y expuestas secciones de tablones, exigencia técnica y fluidez. Las condiciones cambiaron de la manera B. C. clásica, las nubes se desplegaron y se instalaron justo por encima de la línea de árboles, haciendo que el increíble sendero se volviera bellamente escénico con un gran contraste sobre la luz azul del día sobre el valle.

Unfortunately we cannot provide you this service with your current cookie preferences. If you would like to change your cookies preferences, please click “Privacy Policy and Cookies” in the footer.

Nuevo día, nuevo destino y aunque Whistler se mantendría como nuestra base, nos fuimos a Pemberton, a 35 minutos al norte. Un área un tanto desconocida con una gran cantidad de senderos, pero solo tendríamos la tarde para encontrar el mejor. Nuestro primer sendero sería el de Rudy, descendimos por él, el sendero que corre a lo largo de la línea de cresta antes de lanzarse hacia el bosque. Fluía a través de estrechos túneles de árboles, abriéndose a secciones más anchas de senderos con polvorientos giros. Una corta carretera cortafuegos de subida y nos encontramos en Nimby, Back Pains y Max Pains. Hacemos una parada rápida y nos tomamos un respiro antes de dirigirnos a Hawái. Todo transcurre con rapidez y llegamos a Mile One, desesperados por refrescarnos y comer algo... Es un fin de trayecto obligatorio en Pemby, que nos ofrece uno de los desarrolladores locales del sendero. ¡Devoré una gran hamburguesa y todos brindamos por otro LOCO día montando en bici y por nuestra última noche en la región!

Con las maletas a medio hacer, dejamos Whistler, con destino a Southside Diner, impulsados por un buen desayuno canadiense: panqueques, beicon y sirope, ¡la última parada de nuestro recorrido sería Squamish! Pedaleamos en subida rápida, las barrigas llenas del desayuno se encogieron, las piernas se despertaron y llegamos a la cima de Half Nelson, cayendo por terraplenes, las marchas y un sendero fluido fue la mejor manera de empezar el día. Sintiéndonos bien, nos dirigimos al otro lado de la montaña y montamos 'Somewhere Over There' que tenía casi todas las características que puedas imaginar de Squamish, cantos rodados, densa arboleda, limos, saltos, costa norte y, por supuesto, ¡fluidez! Fue un camino movidito y una gran manera de completar el viaje.

Lo único que quedaba era empacar bicicletas, equipo de cámara y bolsas antes de ir al aeropuerto. Menudos 7 días de locura, recorrí algunos de los mejores senderos, compartí experiencias increíbles e hice nuevos amigos. Para mí, en eso consiste precisamente el ciclismo de montaña. ¡Hay que repetirlo!

Para ponerle la guinda, ¿quieres saber cómo era esa nueva XTR? Bueno, para resumirlo en un párrafo, era ligera, fiable y fácil de usar. Los frenos estaban a punto y aunque montaba la versión de 2 pistones, ofrecían una potencia sustancial, sin sensación de desvanecimiento y gran modulación. Valoré tener una gama más amplia de engranajes, mis piernas lo agradecieron en las subidas más pronunciadas y los cambios estaban a punto, no perdí el ritmo en ningún momento. La única pieza que se quedaba fuera para mí fueron los bujes, la tecnología Scylence es realmente increíble, los neumáticos se clavan en la tierra y el sonido de la suspensión es música para mis oídos.

Hasta la próxima, agradezco a Shimano la oportunidad de probar la nueva XTR, y a SCOTT Bikes y Mountain Bike Worldwide por mostrarnos los mejores senderos. Volveré... ¡muy pronto!

Artículo relacionado