Share

Regresar a vista general

La creación conjunta: el secreto del éxito de PRO

Una rueda de tres radios para contrarreloj desarrollada con Team Sky, un sillín extraordinario elaborado con ciclistas de Giant-Alpecin – son frutos del trabajo cotidiano en PRO, donde todo gira en torno a la creación conjunta.

Todos conocemos la emoción que se siente al montar en una bicicleta por primera vez y notar que, en ese preciso momento y en ese lugar, todo encaja. ¿Pero qué es lo que hacen las siete personas que componen el equipo principal de PRO para conseguir que se llegue a ese punto? ¿Cómo es eso de diseñar algo especialmente para profesionales como Gee Atherton o Tom Dumoulin, para que al final acabe en bicicletas disponibles para el público general? Nos hemos sentado a hablar con Marcel Gerritsen, jefe de equipo de desarrollo de productos, y con Bas Schaapveld, desarrollador de productos, para conocer las respuestas a estas preguntas.

La emoción de trabajar con profesionales

Una razón por la que los productos PRO funcionan tan bien es la creación conjunta, es decir, sumar fuerzas con Shimano y con ciclistas profesionales experimentados para aprovechar sus destrezas y experiencias.  «Podemos conectar con nuestros colegas de Shimano», nos cuenta Bas, «desde las primeras etapas y ser los primeros en presentar en el mercado un producto que complementa una innovación de Shimano. Y como Shimano, sometemos nuestros productos a pruebas rigurosas. Es una gran ventaja de la creación conjunta». 

«Podemos conectar con nuestros colegas de Shimano, desde las primeras etapas y ser los primeros en presentar en el mercado un producto que complementa una innovación de Shimano. Y como Shimano, sometemos nuestros productos a pruebas rigurosas. Es una gran ventaja de la creación conjunta».

Pero lo mejor de la creación conjunta es trabajar con los profesionales. Uno de los acuerdos de creación conjunta más amplios ha sido con los Atherton, profesionales con varios títulos en su haber. ¿En qué consiste exactamente? ¿Llamáis a su puerta y les preguntáis si les interesa trabajar con vosotros? «Es más o menos así», dice Marcel. «Los conocimos y, cuando quedó claro que el interés era mutuo, empezaron a venir a nuestras oficinas en los Países Bajos, y nosotros a sus carreras. El proceso en general es bastante práctico. Literalmente, pusimos algunos de nuestros productos en una mesa para que pudiesen tocarlos y mirarlos a gusto, y después, eligieron algunos para probarlos en la bicicleta. Nos contaron sus impresiones y partimos de ahí. Y en eso consiste. Vamos avanzando y retrocediendo, afinando hasta que todos quedemos contentos. En ese momento, podemos poner en marcha la producción».  

El mejor elixir

Las buenas críticas son el mejor elixir: avivan la llama de la pasión en PRO, y no es que estos chicos lo necesiten. «Hay dos tipos de buenas críticas», afirma Bas. «Está la crítica indirecta que se deriva de la victoria. Froome al ganar el Tour de France, o Cavendish al ganar otra etapa. De esa manera, se destaca el producto en el que tanto hemos trabajado. Una imagen agrandada de un cockpit con la palabra PRO en él cruzando la línea de meta en primer lugar. Por ejemplo, tenemos el maillot amarillo de Froome del 100.º Tour de France en un maniquí en nuestra oficina. Es inevitable sentir que formas parte de la victoria».

El otro tipo de buena crítica procede de un periodista independiente que está al otro lado del planeta probando y evaluando tu producto. Como Cycling Weekly, que, después de probar el sillín Falcon de PRO, dijo que era «un sillín magnífico que seguiremos utilizando durante mucho tiempo después de haber concluido la prueba». Bas se lo toma como una apreciación de su esfuerzo.

«A veces, ni somos conscientes de lo divertido que es el trabajo. Lo que, probablemente, es el secreto del éxito de PRO».

La clave del éxito

Y desde luego que ha habido esfuerzo. Pero si hay una cosa segura, es que en PRO, no hay días aburridos. «De hecho, es casi imposible trabajar en una sola cosa un día determinado», dice Bas, «porque la gente está constantemente enviando preguntas y pidiendo ayuda sobre varios proyectos distintos. Así que siempre estamos cambiando de una cosa a otra: diseños, paquetes, muestras que hay que probar, grafismos… cualquier cosa imaginable». Cada día hay algo nuevo. «Eso ayuda a mantener viva nuestra pasión», asegura Marcel. «A veces, ni somos conscientes de lo divertido que es el trabajo». Lo que, probablemente, es el secreto del éxito de PRO.

Artículo relacionado