Share

Regresar a vista general

Dumoulin no deja nada al azar

"Estoy muy satisfecho con mi bicicleta de contrarreloj. Especialmente con los cambios electrónicos Shimano. El cambio que ofrecen es extremadamente suave, tanto al frenar como la adoptar la postura típica de la contrarreloj."

Con su heroica victoria en la novena etapa del Tour de Francia, Tom Dumoulin borró de un plumazo todos sus récords anteriores. Al mismo tiempo, este inteligente corredor de Maastricht se prepara para volver a alzarse con el oro en los Juegos Olímpicos de Río el mes que viene. Por ese motivo, Tom no deja absolutamente nada al alzar.

Una contrarreloj puede ganarse o perderse por una fracción de segundo. Tom Dumoulin nos habla de la importancia, para la confianza del corredor, de una bicicleta perfectamente coordinada con tus propias capacidades como ciclista. ¿Su consejo? Una vez que ajustas cada detalle a tu gusto, es aconsejable no tocar nada más.

En todas las contrarrelojes en las que participa Dumoulin, es fundamental tener plena confianza en el material. Si la confianza del corredor no es absoluta, nunca conseguirá el mejor tiempo. A alta velocidad, todos los elementos de la bicicleta deben funcionar a la perfección: los frenos, las ruedas, el cuadro y el manillar. El equipo Giant-Alpecin optó principalmente por las marcas Shimano y PRO, para la plena satisfacción de Dumoulin.

‘Puede parecer algo obtuso, pero estoy inmensamente satisfecho con mi bicicleta de contrarreloj. Como he dicho, los cambios son especialmente fluidos, tanto al frenar como al adoptar la postura de la contrarreloj." Si alguna vez ha observado una contrarreloj, probablemente reconocerá el sonido como el de un disparo. A medida que el ciclista cambia de marcha, la cadena cambia impecablemente a otro piñón. 

Dumoulin: “Esto es algo incomparable. Solía correr con un cambio mecánico, como muchos aficionados siguen haciendo, pero nunca logré cambiar de forma tan automática como los cambios electrónicos actuales. En realidad hablamos de un auténtico avance revolucionario."

"Nosotros también competimos con manetas cerca de los frenos y eso, sencillamente, no ahorra tiempo.’

“En equipos que utilizan otros componentes, podemos observar cómo los ciclistas se sientan brevemente para cambiar de marcha mientras aceleran. Después, vuelven a ponerse de pie. Por supuesto, esto es sumamente irritante, especialmente en los tramos de ascenso de una contrarreloj. Nosotros también competimos con manetas cerca de los frenos y eso, sencillamente, no ahorra tiempo.’

"Nunca he tenido ningún problema con el sistema de cambio Shimano. Desde luego que, en ocasiones, surgirán problemas, como sucede con cualquier producto fabricado. Puntualmente se producen roturas, pero yo nunca he sufrido esa mala suerte.

"Nunca he tenido ningún problema con el sistema de cambio Shimano."

El Limburgués no está loco, pero sí le gusta controlar cada detalle. Tom no se conforma con cualquier cosa. Analiza cada paso, cada movimiento, cada giro de sus pedales. Con frecuencia, otros solicitan su opinión. Si Dumoulin no está contento con algo, se adapta a sus requisitos en tiempo récord. Básicamente no existe mejor ciclista de prueba.

Artículo relacionado