Regresar a vista general

Escapadas con tu bicicleta

Convierte tus vacaciones de verano en unas vacaciones ciclistas.

¿Vas a comenzar tus vacaciones de verano? ¿No te gustaría montar en bici una o dos horas por las mañanas mientras que tu familia o amigos aún se están levantando? Mejor aún, llévalos contigo para disfrutar de excursiones más largas. No hay mejor forma de explorar que sobre la bicicleta. Puedes ir donde quieras a tu propio ritmo, y los helados y cafés en las terrazas saben mucho mejor. Acabarás descubriendo sitios que de otra forma nunca verías y hablando con gente que de otra forma nunca conocerías. Cuando llegue la tarde y estés tumbado en la playa, sentirás que es descanso mucho más merecido, igual que esa botella extra de vino por la noche. Tanto si sales un rato por las mañanas cada día como si disfrutas de excursiones más largas, te alegrarás de haber hecho del ciclismo parte de tus vacaciones. No es difícil organizar todo lo necesario. Aquí tienes algunos consejos para asegurarte de olvidar nada.

Equipamiento

En primer lugar, asegúrate de que tu máquina está en buen estado de funcionamiento. Querrás pasar tu tiempo montando en bici, no ajustándola. Llévasela a tu mecánico habitual para que realice puesta a punto antes de irte de vacaciones. Si hay cortes en las ruedas o un desgaste excesivo, sería recomendable cambiarlas. Una nueva cadena y cassette harán que tu bici parezca nueva. Ya que es verano, ¿por qué no te regalas la vista con cinta blanca para tu manillar? Cambia los tacos de tus zapatillas si están muy desgastados. Lo último que deseas es una lesión en la rodilla en plenas vacaciones.

También es buena idea llevar repuestos en la maleta. Los tubos y otras piezas no siempre son fáciles de encontrar cuando uno está lejos de casa, y seguro que no te apetece tener que buscarlos estando de vacaciones si algo se rompe o pinchas varias veces.

Atuendo

La ropa que necesitarás dependerá del tipo de actividad que pienses hacer y de tu destino, pero siempre es aconsejable llevar un buen chubasquero, un chaleco, calentadores para brazos y piernas, además de tus zapatillas, calcetines, pantalones cortos, jerséis y un casco, en cualquier caso.

Si tu objetivo principal es el ocio, no hay necesidad de usar el kit de competición, pero las prendas diseñadas para el ciclismo siempre te harán sentir mucho más cómodo. La colección Explorer de Shimano es idónea para pasear por la ciudad y descansar en las cafeterías, pero también está diseñada para que puedas pedalear con comodidad, incluso cuando la marcha se pone difícil. Las zapatillas CT5, que ocultan las características de los modelos específicos de ciclismo bajo un diseño engañosamente urbano, son muy agradables.

Transporte

Si piensas coger un avión, sería recomendable disponer de una bolsa para bicis solida, ligera y resistente que mantenga tu máquina bien protegida. Compara las políticas de equipaje de distintas aerolíneas antes de comprar el billete.

Si viajarás en coche, no es mala idea asegurarte antes de que la bici cabe bien en el maletero, junto al resto del equipaje. También existe la opción de instalar un portabicicletas seguro, que te permitirá disponer de más espacio.

O, simplemente, puedes salir en bici directamente desde tu garaje. Con un buen juego de bolsas, podrás llevar todo lo necesario para un viaje de una semana en bicicleta.

Varios

Guarda tus cosas en una bolsa aparte, con muchos compartimentos, para mantenerlo todo bien organizado y separar la ropa si no tendrás oportunidad de lavarla durante un par de días. En carretera, no siempre tienes acceso a una lavadora y secadora. Si es así, lo mejor es lavar lo necesario en la ducha, cuando termines la jornada. Cuélgalo todo para que se seque cuanto antes. Si retuerces las prendas mojadas dentro de una toalla seca, eliminarás inmediatamente gran parte de la humedad.

No es necesario seguir una ruta establecida cada día, por lo que un buen GPS que se pueda montar en el manillar resultará muy útil si alguna vez necesitas ayuda para encontrar el camino. Para excursiones más largas, es recomendable llevar una batería o dos para cargar tus dispositivos electrónicos. ¡Y no olvides la cámara! Ni el protector solar o la crema anti-irritaciones, por supuesto.

Artículo relacionado