Share

Regresar a vista general

No pases frío. Permanece seco. Sé siempre visible.

Cálidos, visibles, secos y duraderos. Estos son los adjetivos que definen a los mejores cubrezapatillas. Y eso es precisamente lo que Shimano garantiza con su gama de cubrezapatillas para todo tipo de terrenos y condiciones meteorológicas.

Cálidos, secos y visibles. El santo grial de los cubrezapatillas. No muchos merecen los tres adjetivos, especialmente cuando hablamos de durabilidad, de la necesidad de lavarlos después de cada uso.

Ese es el reto al que se enfrentaron los diseñadores de Shimano. Su objetivo era crear un cubrezapatillas para todo tipo de terrenos y condiciones meteorológicas. Alcanzaron sus objetivos con los modelos S1000R/S1000X. La solución fue un revestimiento de poliuretano para aumentar su visibilidad, durabilidad y una protección impermeable fiable sobre un forro peinado, elástico, para ofrecer un confort y calidez flexibles.

Bien conocida es la pasión de Shimano por todos los aspectos del mundo del ciclismo. No solo por los maravillosos días de verano y las escapadas bajo un cielo azul, con el viento permanentemente a favor. Siente la misma pasión por los oscuros días de invierno en los que no cesa la lluvia.

Piensa en los hermosos momentos de los que disfrutar sobre la bicicleta. Incluso en las jornadas más oscuras y frías, en ocasiones vislumbramos un rayo de sol atravesando las nubes para adornar los árboles, un brillo casi místico en el horizonte, sobre campos cubiertos de hielo, o nuestras pistas preferidas transformadas por una gruesa capa de barro que las convierte en un nuevo desafío.

La clave es disponer del equipamiento adecuado. Eso es lo que marca la diferencia entre sufrir o disfrutar de una salida en invierno. La ropa que escojas deberá protegerte de los elementos, a los que estamos totalmente expuestos sobre la bicicleta. Igual de importante es mantener las extremidades calientes y secas durante el ejercicio.

Primero los pies

Proteger tus zapatillas de la suciedad y el agua no solo les permite conservar más tiempo su buen aspecto y prolongar su vida útil, sino que es fundamental para mantener tus pies calientes y secos. Dado que tus zapatillas suben y bajan constantemente, los cubrezapatillas son el modo idóneo de mejorar la visibilidad de tus pies.

Los modelos S1000R (en carretera) y S1000X (todoterreno) de Shimano han sido diseñados específicamente para días lluviosos. Están fabricados con un tejido de vellón aislante y un revestimiento de poliuretano impermeable. Para climas fríos y húmedos, esta versión incluye una gruesa (3 mm) capa de neopreno multi-flexible y un revestimiento de poliuretano impermeable.

Cubrezapatillas para todas las estaciones

Shimano dispone de cubrezapatillas para todo tipo de aplicaciones y necesidades. Tanto para el ciclismo en carretera como de montaña, en climas húmedos o fríos, para ciclistas novatos o profesionales, en tonos negro o amarillo fosforescente, o para pies grandes o pequeños, todos los modelos son resistentes al viento y aportan elementos reflectantes para mejorar la visibilidad en condiciones de poca luz.

Gracias a su diseño Optimal Panel Construction patentado, los cubrezapatillas Shimano no tienen costura en el empeine, lo que aumenta su resistencia al agua y frenan los incómodos efectos de las condiciones invernales.

Además, las secciones frontales, sobre los dedos, siguen fielmente el contorno de las zapatillas, asegurando así un ajuste perfecto. Para asegurar este ajuste perfecto incluso en zapatillas de competición, hemos desarrollado una suela especial, con medio cierre, para ofrecer la máxima funcionalidad. Las costuras selladas y los sólidos refuerzos de tela del empeine logran que los cubrezapatillas Shimano sean increíblemente duraderos.

Encontrarás los cubrezapatillas Shimano en nuestra web, aquí además de en nuestras tiendas físicas.