Regresar a vista general

Cómo el ciclismo de aventura ha cambiado mi perspectiva en la vida

Monika (RAD Monika) es una ciclista de aventura, comunicadora y coaching personal que vive su vida siguiendo la filosofía Live RAD. Después de años sumergida en el mundo empresarial en numerosos países de todo el mundo, participando en competiciones ciclistas y de resistencia en bicicleta, Monika decidió finalmente abandonar su trabajo de oficina a jornada completa y dedicarse a su verdadera pasión: el ciclismo.

Aquí nos explica cómo encuentra la motivación necesaria para seguir haciendo kilómetros sobre el sillín.

 “Mi forma de ciclismo preferida es el ciclismo de aventura: montar en bicicleta pura y sencillamente por la aventura que representa. Lo que hago normalmente es fijar un destino sin prestar demasiada atención a cuándo llegaré. No hago planes demasiado detallados y no me preocupo por la velocidad a la que voy. En los calurosos meses de verano cojo una mochila y meto una camiseta, unos pantalones cortos, algo de dinero, un par de cámaras de repuesto y una bomba. Eso es todo. Y acto seguido salgo a la aventura.”

“La primera vez que salí con la bicicleta así me asustaba un poco por todos los factores desconocidos. ¿Y si me perdía? ¿Dónde dormiría? ¿Y si sufría algún problema mecánico que no pudiese arreglar?”

“Pero esa enorme incertidumbre es exactamente lo que hace que ahora mismo disfrute tanto de salir sin ningún plan establecido, más allá de tener la intención de llegar a mi destino tarde o temprano.”

“Esa sensación de temor a por no saber lo que te espera es la misma que tuve cuando dejé mi trabajo o cuando tengo que tomar una decisión importante. ¿Qué pasará mañana? ¿Qué voy a hacer? ¿Qué me depara el futuro?

“Al principio tenía miedo de esa sensación, pero ahora la acepto porque significa algo especial: cualquier cosa es posible.”

“Cuando empiezo una excursión, una aventura, los dos primeros días son un poco difíciles, ya que aún estoy en un estado mental en el que espero tener una estructura y planes bien definidos. Pero conforme me voy calmando mentalmente, empiezo a apreciar más y más el aquí y el ahora, y dejo de preocuparme por el pasado o el futuro. 

Además, como llevo tan pocas cosas conmigo, empiezo a valorar hasta los detalles más pequeños y me doy cuenta una vez más de lo poco que necesitamos en nuestras vidas para vivir y, especialmente, para ser felices.

Llevar conmigo lo mínimo posible me libera de responsabilidades y de preocupaciones por cosas que empiezan a tener una importancia indebida en mi vida.”

Unfortunately we cannot provide you this service with your current cookie preferences. If you would like to change your cookies preferences, please click “Privacy Policy and Cookies” in the footer.

“Normalmente monto en bicicleta durante todo el día, para que tanto mi mente como mi cuerpo empiecen a apreciar la actividad física continua al aire libre (en lugar de bajo un techo a 4 metros de altura) todos los días. Y cuando paro para comer, todo me sabe mucho más rico.”

“El ciclismo de aventura me ha enseñado a dejar de preocuparme por las cosas que están fuera de mi control, me ayuda a valorar lo que tengo en la vida y me da una sensación de libertad y conocimiento de mí misma.”

“Mi última gran aventura fue un viaje de 1100 km desde Mallorca hasta Múnich, que empecé el 14 de junio de 2018. Visité hospitales infantiles a lo largo de la ruta para animar a los niños a que sean fuertes y afronten sus desafíos. Además, esta aventura fue un paso previo a mi siguiente reto: recorrer todas las etapas de La Vuelta a España, en solitario, el mismo día que los profesionales. Empiezo el 25 de agosto. Además de seguir mi hoja de ruta, también seguiré mi filosofía Live RAD tanto como me sea posible. ¡Deseadme suerte!”

Puedes obtener más información sobre Monika en www.radmonika.com y seguir sus aventuras en Instagram y Facebook.