Regresar a vista general

El arte de ganar

Entre bambalinas con Chris Froome y su equipo TDF en su camino hacia la gloria. Para ganar el Tour de Francia hacia falta algo más que un gran talento individual. Es necesario contar con un equipo extraordinario. Y un pequeño ejército de ayudantes.

El Equipo Sky lo hace parecer fácil. Este año parecieron controlar el Tour de Francia de principio a fin. Esta ha sido la tercera victoria de Chris Froome y la cuarta del Equipo Sky (ya habían alcanzado la victoria con Sir Bradley Wiggins en 2012, año en el que Froome ya logró terminar en segunda posición). Es una herencia que no se adquiere por accidente. El Equipo Sky ha perfeccionado el arte de ganar con una espléndida combinación de inteligencia, talento y compromiso. ¿Cuál es su secreto? El trabajo en equipo entre los corredores, el personal de apoyo y el respaldo de socios como Shimano.

“El equipo ha sido fantástico. Todos han podido comprobar que, probablemente, hemos tenido nuestro equipo más fuerte y sólido en correr jamás un Gran Tour."

En el Tour de Francia de este año, Chris Froome y el Equipo Sky elevaron el arte de ganar a cotas aún más altas. Ya famosos por su técnica de sumar ganancias marginales, encontrando mejoras del 1% en cada aspecto para lograr un rendimiento óptimo, aplicaron esta estrategia como equipo para ganar tiempo a lo largo de todo el Tour, no solo en la montaña.

“El equipo ha sido fantástico. Todos han podido comprobar que, probablemente, hemos tenido nuestro equipo más fuerte y sólido en correr jamás un Gran Tour. Han podido observar el calibre de estos profesionales que me han ayudado cada día. Muchos de mis compañeros podrían ganar carreras por etapas por sí mismos,” explicó Froome.

Anteponer el ‘equipo’ en el Equipo Sky

Pero los corredores del equipo no fueron los únicos que contribuyeron a alzarse con la victoria. El personal que viaja con el equipo está compuesto por 40 asistentes. Mecánicos, nutricionistas, cuidadores, doctores, masajistas, psiquiatras, directores deportivos, conductores... y mucho más. Al término del Tour, todos estaban igual de exhaustos por la carga de trabajo y la falta de sueño. Sus sacrificios diarios permitieron a Froome y a sus compañeros de equipo competir al nivel que lo hicieron.

"Es un esfuerzo de equipo. Definitivamente, este no es un deporte individual."

“Por supuesto que el agradecimiento que sentimos hacia el equipo de profesionales que nos rodea durante todo el año es enorme. A menudo la gente olvida su sacrificada labor, lejos de sus familias durante el mismo tiempo, si no más, que nosotros. En los campamentos de entrenamiento, en las carreras, haciéndolo todo por nosotros para que podamos centrarnos en la competición. Es un esfuerzo de equipo. Definitivamente, este no es un deporte individual,” añadió Froome.

El equipo existente tras el Equipo

La lista continúa, porque respaldando al equipo en carretera hay aún más directores, personal de logística y operaciones en su sede central del National Cycling Centre, en Manchester, Inglaterra y en el centro logístico de Deinze, Bélgica.

Además del propio Equipo Sky, existe otro nivel de asistencia, uno más invisible, en el que Shimano ocupa un puesto importante. No nos limitamos a patrocinar al Equipo Sky y facilitarles nuestros componentes, sino que formamos parte integral del equipo de asistencia.
 

Preparación para la victoria

El Tour de Francia no se gana en el mes de julio. Los preparativos comienzan mucho antes. Shimano asistió a los campamentos de entrenamiento que Sky celebró en los meses de diciembre y enero. A estos les siguieron diversas visitas durante todas las carreras del World Tour en las que compitió el equipo, con el objetivo de comprobar si todo estaba bajo control. 

“En nuestras visitas, hablamos con el director técnico (Carsten Jeppesen) y con los mecánicos para asegurarnos de que tienen todo controlado. Preguntamos si tienen algún problema, ofrecemos sugerencias sobre el mejor uso de nuestros productos, configuramos sus bicicletas y les enviamos los 'repuestos' que necesitan para rendir al máximo en carrera,” comenta Rudy Bouwmeester, director de marketing de Shimano Sports.

Un ejemplo de las innovaciones que ha podido aprovechar este año fue el uso en exclusiva de nuestra nueva rueda DURA-ACE C40. La combinación de materiales ligeros con un diseño aerodinámico permite ahorrar vatios muy valiosos durante los ascensos y tramos de aceleración. Froome optó por usar estas ruedas en las contrarreloj y en varias etapas de montaña.

“En París, un solo hombre cruza la línea de meta como ganador. Pero hace falta todo un ejército para llevarle hasta allí. Nos enorgullece formar parte de ese ejército.”

Artículo relacionado